Los poderosos destellos del “Sol artificial” chino

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on Reddit
Reddit
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

China ha dado un paso de gigante en la carrera global para encontrar una fuente de energía limpia, poderosa e inagotable. Por vez primera, un reactor de fusión nuclear experimental EAST (siglas en inglés del Superconductor Experimental Avanzado Tokamak) ha alcanzado en su interior una temperatura de plasma de 100 millones de grados centígrados. Esta temperatura, que es casi siete veces más elevada la que se registra en el núcleo del astro rey, se considera la mínima necesaria para que se produzca la fusión y la consiguiente liberación de energía en una cantidad mucho mayor a la de los reactores de fisión.

Según la versión inglesa del portal chino de noticias china.org.cn, la prueba ha tenido lugar en el instituto de Ciencias Físicas de Hefie, en la provincia oriental de Anhui. El avance acelerará el proyecto internacional ITER, en el que participan la Unión Europea, Japón, Estados Unidos, Corea del Sur, India, Rusia y China, que se está materializando con la construcción de un reactor de fusión en Cadarache, en el sureste de Francia.

Las ventajas de la fusión nuclear

Mediante la fusión nuclear varios núcleos atómicos de carga similar se unen y forman un núcleo más pesado

Se considera que los reactores de fusión proporcionarán energía limpia e inagotable. Limpia porque, a diferencia de la fisión, el proceso no deja residuos radiactivos durante miles de años. Inagotable porque utiliza Deuterio y Tritio, que son dos isótopos del hidrógeno, que tanto abunda en nuestros mares. Además, el contenido energético del deuterio es tan alto que de un metro cúbico de agua de mar se podría obtener la misma energía que de unos 1.600 barriles de petróleo. Por último, y no menos importante, el balance energético del proceso es espectacular. Se estima que el ITER generará diez veces más energía que la necesaria para completar el proceso.

Foto del estado de construcción del reactor de fusión nuclear del proyecto ITER en Caradache (Francia) Photo: ITER Organization/EJF Riche

Todavía habrá que esperar

Sin embargo, aún es pronto para echar las campanas al vuelo. La función del reactor que está construyendo el ITER en Francia no es proporcionar energía a la red eléctrica, sino dar respuestas a los muchas preguntas que suscita el uso de la fusión nuclear. Para que usted pueda recargar su teléfono o enchufar su ordenador a una red alimentada por deuterio tendrá que esperar al menos treinta años.

4 comentarios sobre “Los poderosos destellos del “Sol artificial” chino”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *